Blogia
FELI FELIZ, UN LÁPIZ SINGULAR CUYAS PROPUESTAS TE VAN A ENCANTAR.

KOKI, LA AMBULANCIA DE LOS CUENTOS.

KOKI, LA AMBULANCIA DE LOS CUENTOS.

Tengo intención de mandar el correo que podéis ver a continuación en esta entrada. He dudado porque es difícil armar el rompecabezas en el que se quiere ofrecer “deseos de ayudar”, “necesidad de transmitir”, “contar sin invadir la intimidad de los que te cuentan” y en el que otros pueden ver “invade mi competencia”, “desea destacar/promocionarse a costa de”. He decido, como dicen en el Foro de la Fundación Josep Carreras, “tirar p’adelante”. Conozco historias preciosas que merecen tener voz, aunque sea solamente la mía. Quiero recordar que cualquiera puede usar los materiales de mis cuentos, con fines solidarios y gratuitamente. (El cuento “KOKI, la ambulancia de los cuentos”, salvo que sea autorizado por la familia de Mª José, como es un regalo, es “privado”)

Gracias,  Carlos Cabrera.

 

El correo es el siguiente:

Estimados amigos,

Conocí vuestra Editorial gracias a una amiga que me regaló uno de vuestros cuadernillos de mandalas. Lo había coloreado ella durante su tercer aislamiento en su tratamiento contra la leucemia. Es, por tanto un cuadernillo especial, lleno de color, con mucha fuerza y anotaciones al margen. Descubrí la historia de Mª José en el Foro de la Fundación Josep Carreras. El cuento Feli Feliz y los Diminutos, “colgado” en  la web de esta Fundación, está dedicado a dicho foro, al blog y, especialmente, a los niños enfermos. “Koki, la ambulancia de los cuentos” (que os adjunto) está  dedicado a Violeta, la hija de Mª José, porque me pareció que era un buen ejemplo, una niña especial, que puede representar a todos los niños y niñas cuyos padres o madres están enfermos/as.

Escribí el cuento este verano, en Agosto, cuando creía, yo, que Mª José había dejado atrás, para siempre, la enfermedad. Pero la enfermedad ha vuelto. Mª  José sigue luchando y se apoya en su familia y amigos/as. Además, ella sigue dando apoyo a otros/as, en el foro y mediante correos y contactos. Sigue pintando mandalas:

 “En esta segunda embestida de la "bestia", brutal y sinuosa como sólo ella sabe serlo, puse dos fotografías de mi hija, impresas del ordenador en una de las paredes del aislamiento. Estuve pintando princesas Disney y dos mandalas, llenos de color, con algún blanco. Alfredo me lo hizo vez: "dejas espacios sin colorear". La Leucofobia es el miedo al color blanco. Yo, que adoro el color violeta debería temerlo, porque es el color de la leucemia, lo que más temo, pero es el color y el nombre de lo que más amo, de lo que tira de mí hacia la Vida...”

Mi propuesta es que valoréis publicar el cuento. Por mi parte, cedo cualquier derecho, acepto cualquier modificación, corrección, matización, etc. Lo importante es la posibilidad de encontrar y ofrecer ayuda y apoyo para  quienes se enfrentan a cambios en sus vidas.

No quiero cansaros, por favor leed el cuento y.... gracias!!!!

 

2 comentarios

CARLOS CABRERA -

Es interesante, para seguir el desenlace de este correo, consultar la entrada en este mismo blog, "Nuestro agradecimiento a...."
http://felifeliz.blogia.com/2011/011502-nuestro-agradecimiento-a-mtm-editores-sobre-koki-.php
Gracias a todos y todas, Carlos.

Iván -

No es "p'adelante", sino p'alante"